Testimonio Emanuel

Mar 25, 2014   //   by Buenas-Nuevas   //   Testimonios  //  Sin comentarios

-Yo estoy bien así, no creo que para criar a mis hijas necesite de hombre alguno, más que mi trabajo y amor por ellas.
Esas fueron las palabras que salieron de lo profundo de un corazón dolido y desalentado por el fracaso de un matrimonio que se había soñado con tanto anhelo , pero no resulto!.
Nunca imagine que esas palabras pronunciadas en lo más secreto de mi ser, habían sido escuchadas y tenían una respuesta inesperada para mi vida y para mis hijas,
¡SI ¡ llego en un día común y corriente mientras trabajaba pensando que a pesar de mi situación yo tenía todo lo que necesitaba y mi desilusión la superaría como todas las cosas de la vida.¿ PERO QUE PASA?,¿ QUE ME SUCEDE? UNA SENSACIÓN DE VACIÓ INUNDA MI CORAZÓN TAN FUERTE QUE NO TIENE SENTIDO TODO LO QUE TENGO, TODO LO QUE SOY, ¡ QUE PASA AMO A MIS HIJAS SOBRE TODAS LAS COSAS , PERO AUN ELLAS NO PUEDEN LLENAR ESE VACIÓ, TENGO BUEN TRABAJO, SOY EXITOSA .. .’¡QUE PASA ESA SENSACIÓN ES MAS FUERTE Y SE SIENTE UN GRAN VACIÓ!…….. Fue el principio DE SU AMOR Y MISERICORDIA manifestándose de manera real en mi vida…

Era necesario decirles esto antes de contarles el significado de EMANUEL; DIOS CON NOSOTROS, para nuestra familia, porque Dios siempre tiene pensamientos más altos que los nuestros…..

-“TENDRÁN UN HIJO VARÓN Y LO LLAMARAN EMANUEL PORQUE EXPERIMENTARAN LO QUE ES DIOS CON NOSOTROS”; esas fueron las palabras de una mujer de Dios al orar por mi vida ,mi esposo y mis hijas.
-” LE PONDRÁS EL NOMBRE DE EMANUEL Y COMO SEGUNDO NOMBRE EL DE SU PADRE”.
acabábamos de casarnos y comenzar un tiempo nuevo en Dios como familia, en nuestros planes estaba salir adelante, pero esta vez donde Dios seria el centro de nuestro hogar , pues El fue el que nos presento y nos unió, no hablamos pensado tener más hijos y mucho menos imaginarnos todo lo que esto seria , pero El si los tenia, y no tardo en dárnoslo a conocer con la tremenda expresión de que aprenderíamos sin duda alguna LO QUE ES DIOS CON NOSOTROS le creímos, y lo guardamos en nuestro corazón sin importar el tiempo que pudiera pasar , sabíamos que sucedería, El lo dijo y nuestro mayor anhelo era que su voluntad se cumpliera en nosotros, nos dio alegría y esperanza, nos imaginamos como solemos hacer los seres humanos, una película perfecta sin ningún contratiempo todo seria extraordinario, …Pasaron unos 3 años HASTA que llego el tiempo de Dios para que fuera una realidad lo que nos había hablado. Tanto mi amado y yo supimos que fue el día ,la hora el momento exacto en que la gracia de Dios se manifestó en nuestras vidas y comenzó a existir EMANUEL dentro de mi ser. No había dudas, lo sabíamos solo fue cuestión de esperar unos días para que se confirmara su existencia. Lo que nunca nos imaginamos es que esa extraordinaria noticia vendría acompañada de ciertos problemas;
– ” ESTA EMBARAZADA, PERO LO QUE HAY DENTRO DE USTED NO CRECE, NO PUEDE CONSIDERARSE UN FETO, ES MUY PEQUEÑO Y NO PUEDE ALIMENTARSE, PUES LAS VENAS Y LAS ARTERIAS QUE CONECTAN SU CUERPO CON LA PLACENTA NO LE PERMITEN PASAR ALIMENTO Y LO QUE ESTA EN SU VIENTRE NO SOBREVIVIRÁ MUCHO TIEMPO…. SERIA BUENO QUE PASARA POR LA GUARDIA Y LE HACEMOS UN RASPADO”.
Esas palabras fueron para mi vida un golpe fuerte, sentí que mi mente y corazón trabajaban aceleradamente, el corazón era como si se me fuera los pies, fueron pensamientos y sentimientos encontrados, sensación de miedo, solo pude decir en ese momento DIOS MIO AYÚDANOS, y le pregunte a la doctora
– LATE SU CORAZÓN?
– sí .
Me respondieron.
– Entonces Para mí eso es suficiente. Necesito llamar a mi esposo y contárselo, no voy hacer nada, no voy a guardia.
Les dije.
-BUENO ENTONCES PUEDE IRSE POR HOY Y LE ESPERAMOS EL VIERNES EN LA GUARDIA…
NO creo que puedan imaginarse la cantidad de preguntas que me hacía y le hacía a Dios mientras llamaba a mi amado por teléfono lloraba y él me calmaba y una vez juntos oramos y sentimos la paz de Dios, esta criatura que estaba en mi vientre era una promesa de Él para nosotros no sabíamos que pasaría pero de una cosa estábamos seguros que sus palabras nos recordaban que ; VERÍAMOS A DIOS CON NOSOTROS . Volví al mes a donde la doctora, no paso nada nuevo, sino la insistencia de ella de sacarlo, pero la negativa de nosotros de no hacerlo. Decidieron por junta médica comenzar un tratamiento con varios medicamentos, donde debía inyectarme varias veces al día , ponerme parchos, mas una dieta especial por los próximos 2 meses , dependiendo del resultado me dirían que hacer .
Con mi esposo creíamos, el me oraba cada día, ponía sus manos en mi vientre, me ungía con aceite, le hablaba al bebe, adorábamos a Dios, danzábamos a Dios, todos juntos, Cantábamos juntos todos los días LA CANCIÓN DE TU FIDELIDAD, SE HIZO NUESTRA. y llego el día, fuimos al hospital estaba la junta de médicos reunidas, me hicieron todos los exámenes y la respuesta fue;
-no cambio nada, este es el último plazo para poder sacarle lo que tiene en el vientre.
Los médicos no le decían bebe, ni feto, y nuestra pregunta fue;
– LATE EL CORAZÓN?
-sí.
Fue su respuesta.
– entonces seguimos adelante.
Nos hicieron firmar un documento donde nos hacíamos responsables de lo que pudiera nacer y así siguió el desarrollo del embarazo, nada pasaba , no crecía , aun creciera la panza, ellos decían que era mucho liquido amniótico, el tratamiento nada cambiaba, llegamos a un punto donde los medicamentos que debía inyectarme,( lo aprendió hacer mi esposo, quien lloraba ya las ultimas aplicaciones por la cantidad de moretones que tenía yo como resultado del tratamiento), así como entraba en ,mi cuerpo, así mismo por el mismo lugar donde aplicaba el medicamento salía , oramos y decidimos dejar el tratamiento, así llegamos al octavo mes, según la fecha debería nacer a finales de enero, pero como se acercaban las fiestas de navidad y fin de año la mayoría de los médicos se irían de vacaciones , nos pidieron hacer un último chequeo antes del 24 de diciembre . Recuerdo que era un viernes el día que me citaron para el control y los valores dieron tan mal que los médicos se asombraron , pidieron que me quedara internada para realizar más estudios y dejarme en reposo absoluto, a lo cual yo no podía acceder pues mis dos hijas estaban ensañando en la iglesia para la celebración del día de navidad, no las podía dejar solas y mi amado estaba trabajando lejos de donde nos encontrábamos ,no le daba tiempo de buscarlas, yo tenía que dejar todo organizado para poder internarme, Una vez mas lo médicos no coincidieron con lo que debíamos hacer, ellos no entendían la paz y la tranquilidad con la que nos movíamos, tuve que firmar un documento que descargaba de toda responsabilidad al hospital por lo que pudiera pasarme y si me daban contracciones no estaban en obligación de recibirme.
Me fui junto con mi esposo a organizar todo, oramos, adoramos a Dios todos en familia y la iglesia oro por nosotros. El lunes tal y como les prometí me presente temprano en la mañana para internarme, así podrían hacer todos los exámenes que ellos desearan, y así lo hicieron, los valores cada vez peores por lo que decidieron que no me movería del hospital en esos días aun fuera días de fiesta. Lo aceptamos pues estábamos seguros de que Dios estaba moviéndose en todo esto. Estamos hablando de que era un 22 de diciembre, ese día entero la pase de una junta medico a otra , de un aparato de fonografía a otro y ni una sola buena noticia . Pero con mi esposo estábamos convencidos de que Dios estaba con nosotros, aun los médicos nos dijeran;
-Esto es un renacuajo, el tratamiento no ha dado resultado.
Así termino el día 22 y se retiraron todos los médicos, mi esposo oro y se fue a la casa para poder dejar a las nenas con su mama y volver al otro día a la próxima junta médica a ver qué haríamos.
-Enfermera, enfermera, tengo mucho dolor, creo que tengo contracciones el bebe quiere nacer.
-Mamita eso es imposible, primero no está de tiempo falta un mes más o menos y no creo que pueda nacer lo que está en tu vientre,
– sí, se que va a nacer, llame al médico, el tiene que estar acá.
– apenas son los 4:00 de la madrugada, no viene hasta las 7:00, en ultimo te atiende el médico de guardia, me parece que te alteraste por todo lo que pasaste ayer, no puedes tener contracciones.
-Sí, las tengo, por favor trate de comunicarse con el médico.
Su respuesta fue negativa y me dijo que me calmara, pero yo sabía que había llegado el momento del nacimiento de Emanuel, me levante de la cama y baje al teléfono público que había en el primer piso del hospital, llame a mi esposo y le conté lo que me estaba pasando, me dijo;
-Tranquila, todo va estar bien, llamo al doctor y salgo para allá (pues meses antes le había conseguido el teléfono del doctor cuando lo escucho en los pasillo del hospital mientas hablaba el doctor con otro doctor).
Llego el doctor con la enfermera a mi cama; me chequearon;
-sí, tiene contracción, hay que medicarla hasta que se reúnan los médicos y le hagamos los exámenes nuevamente.
Así pasaron 2 horas, y después de reunidos todos los médicos, me pidieron llamar a mi esposo para una reunión, pues había ocurrido algo inesperado;
-Esta mujer va a tener a su bebe.
Después de ver el resultado de los exámenes de fonografía, electrocardiograma del feto y sangre, fue lo que dijo el jefe de obstetricia a los médicos que me había atendido
-.ES UN TREMENDO VARÓN DE POR LOS MENOS 2 KILOS 500, ESTA PARA NACER¿ COMO NO SE DIERON CUENTA ANTES?…
-Es imposible, mire el expediente con los exámenes de ayer, es imposible.
– NO SE SI ES IMPOSIBLE, pero este bebe ya está saliendo, preparen rápido a la paciente, no puede esperar más,
¡ESTO ES CREER O REVENTAR!
Dijo el médico, mi respuesta fue;
-MEJOR CREAN Y NO REVIENTE, DIOS LO HIZO.
Así me trasladaron para la sala de parto, mi esposo y yo estábamos felices DIOS nos había demostrado que, EL, ES CON NOSOTROS.
Nació EMANUEL , DIOS CON NOSOTROS, completamente sano ,sin tener que ir a incubadora para sorpresa de los médicos, sin ningún tipo de complicación en el bebe, lo único que se presento fue que se me fue la anestesia en plena cesaría porque el doctor no puso la dosis necesaria y justo en ese momento había salido de la cirugía, salió el neonatologo a buscarle, mientras yo clame a Dios que tomara el control de mi dolor y comencé adorarle, a hablar en lenguas y adorarle, mientras lo hacia el dolor cedía y así paso , el médico me preguntaba que hacía y yo le decía le adoro a Dios y él me ayuda, así llego el anestesiólogo y después de ver el bebe me durmió para que pudiera descansar un rato, y oí cuando declararon al bebe completamente sano y maduro para su nacimiento a pesar de estar solo con 8 meses de embarazo.
Fue una víspera de navidad inolvidable, mi esposo que no se atrevía a tomar en brazos un residenciado tuvo que tomarlo desde la sala de parto así salió con EMANUEL, se le fue todo temor, pues éramos los únicos pacientes en el área de maternidad ese 24 de diciembre.
Celebramos el cumplimiento de una de las promesas más extraordinarias de Dios para nuestras vidas.
Promesa que hoy tiene 15 años y es un joven hermoso en Dios, nunca se nos ha enfermado, excelente hijo, tan humano e imperfecto como todos nosotros, buen hermano, amigo, buen alumno y sobre todo adorador apasionado por su Dios y Creador.
Aprendimos QUE DIOS ESTA CON NOSOTROS Y ESO FUE UNA DE LOS MOMENTOS MAS EXCEPCIONALES EN QUE NUESTRO PADRE AMADO NOS HA HECHO SENTIR PALPABLEMENTE QUE EL ES ES FIEL Y VERDADERO.
CREAMOS Y MOVÁMONOS POR FE, EN EL Y SU PALABRA no importa lo que escuchemos o veamos si
¡¡¡EL DIJO QUE LO VA HACER…LO VA HACER!!!

 

Dejar un comentario

Current month ye@r day *

ARCHIVO

enero 2019
L M X J V S D
« Dic    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031