Testimonio grupos de recuperación

Sep 10, 2012   //   by Buenas-Nuevas   //   Testimonios  //  Sin comentarios

Mi nombre es Adriana, fui abusada en mi niñez por un amigo de nuestra familia y eso trajo aparejado desordenes en mi conducta y el no poder comunicarme con los demás de una forma amable, cordial, por el temor a volver a sufrir la misma experiencia en lo emocional.

En el año 2008 hice el curso “Sanando las heridas” y allí me di cuenta de cómo había influido en mi vida el abuso, así que decidí terminar con esto y me prepare para empezar en el 2009, el curso para “Mujeres Abusadas”, fue un antes y un después para mi vida, antes estaba presa en mis memorias y ahora soy libre.

Recuerdo el primer día que llegue al curso, llegue con mi ropa negra, antigua, descolorida, mi cara y mis palabras de enojo, pues bien diceLa Palabrade Dios, que de la abundancia del corazón habla la boca, mi corazón donde habita Jesús desde hace varios años, estaba todavía lleno de odio, rencor e ira, porque no podía vivir con mi secreto.

Me hicieron llenar una hoja donde debía poner un animal o un objeto con quien me identificaba, yo puse un cascabel, sus fortalezas eran alegra, sorprende y señala un lugar con su sonido y oh, sorpresa, sus debilidades, solo suena cuando lo mueven, alegra solamente a los demás y es un objeto, no tiene vida. Esa era yo, así me decían mis amistades que parecía un cascabel porque reía siempre pero en mi intimidad estaba mi tristeza , vaya sorpresa que me lleve, cuando comencé a leer mi hoja después de un tiempo de hacer el curso, esa era yo,la Adrianade antes, con Jesús en mi corazón y aun no podía vivir la abundancia de su Palabra sobre mi vida.

Mi abusador me enseño a que no debía contárselo a nadie y ese mandato, me llevo a mantenerlo en secreto casi toda mi vida, pensaba que si hablaba no me creerían o algo peor pasaría si les contaba a mis papas, mis hermanos o mis amistades, los amaba y no quería que nada malo les pasara por mi culpa, como muchas mujeres pase de ser victima a sentirme victimaria. Pero eso es una vil mentira del diablo, si hablamos nada malo pasa, al contrario, empezamos a ser libres y el abusador es descubierto por los demás.

Este secreto me llevo a ser una niña y una mujer triste, reservada y a pensar siempre que algo malo pasaría, en cualquier momento y como diceLa Palabra, lo que temía me acontecía. Hasta que no revele mi secreto y pude comprender que yo no tenia la culpa de lo que había pasado, sino había sido victima del pecado del otro, cuando lo entendí  fue liberador. En el curso, pude entender tantas cosas, con el pasar de las semanas, fuimos desarrollando distintas etapas de nuestra vida, como si fuera una cebolla, fuimos sacando cada capa hasta llegar al centro en donde esta el diseño de Dios, esa mujer feliz, alegre, llena de amor para dar, con palabras dulces, soy yo, hija de Dios, nación santa, especial tesoro de Dios, cuando tomé realmente esto para mi vida, fue maravilloso, dejar el pasado atrás para tomar lo que el Señor tiene para mí desde hoy en adelante, ahora puedo disfrutar y esperar porque lo mejor está por venir.

Recuerdo, un día, que comencé a hablar de el que fue mi esposo, Tito, digo fue porque falleció hace 11 años en un accidente que tuvimos viniendo de un viaje de Mendoza. Hablaba de el y parecía mi salvador, pues fue la única persona a quien le pude contar mi secreto y fue un hombre que me respeto, me cuido y me amo. Eso significo muchísimo para mi vida, era la única persona en quien podía confiar, ya que para mi era muy difícil poder confiar en alguien, porque siempre temía que en algún momento sobrevenía el zarpado, por eso trataba de no relacionarme mucho con las personas, en lo afectivo, para no salir lastimada. Esto me llevó a vivir atada al pasado, me había quedado metida en el cementerio, junto a él, el hombre que me amaba y me protegía, del cual todavía no había podido ni quería despedirme. Recuerdo todavía el domingo que en oración, solté a Tito, le pedí perdón a Jesús por no dejarlo reinar totalmente y le entregué todas las llaves de mi corazón, para que El, el Señor de Señores, reinará totalmente en mi vida, fue bastante doloroso pero como cuando nos curan una herida mal cicatrizada dolió pero sanó y además mientras no soltará lo viejo no podía tomar lo nuevo, le doy gracias a Dios por el esposo que tuve, fue una gran bendición para mi vida, pero Dios tiene algo nuevo para mi vida. Desde antes de comenzar el curso y aún ahora Dios me hablaba de colores, de los colores que El quería poner en mí, yo no entendía, hasta ahora que todo es distinto, estoy aprendiendo a hablar, a disfrutar de cada situación, a tener ropas de colores, llenar mi casa de colores, me pude sacar mi vestido de viudez y ponerme el vestido de princesa que me regaló el Señor, ahora soy feliz, río libremente y no voy a dejar que más nadie venga a robarme la alegría que Dios tiene para mi vida, se que El tiene pensamientos de paz para mi, y los estoy incorporando en mi mente, ya no estoy esperando que algo malo suceda, sino que me ocupó del hoy y de rodearme de gente en quien puedo confiar y sé que Dios nunca me abandonó y que todo lo que ha pasado sirve para decirles a otras mujeres que en Jesús todo cambia, todo se restaura, que El, nos limpia, nos hace santas y puras, porque Dios nos hizo mujeres bellas para su Gloria, nos diseño en la palma de su mano, para sentirse feliz con su creación, somos sus hijas y quiere lo mejor para nosotras, que seamos libres de toda amargura, tristeza, que salgamos de la cárcel del abuso victoriosas, que nos sintamos vivas, que aprendamos a hablar, a expresar lo que sentimos sin lastimar al otro, que aprendamos a elegir lo que queremos sin que otro nos lo imponga, que todo lo oculto salga a la luz, para que nuestro corazón sea limpio, quitando toda la basura que había guardada allí quizás por años, para que reine Jesús, y llene de colores y perfumes nuestro corazón, para poder adorarlo con palabras de amor y alegría.

Mi vida, está cambiando día a día, no es mágico, pero ahora puedo ver las cosas que no estaban bien y donde provienen, esto me dio la gran bendición de saber que puedo y quiero ser transformada por el poder del Espíritu Santo.

Mujeres, anímense a sacar todo aquello que las perturba, que nos las deja vivir una vida victoriosa, de Gloria en Gloria, porque Dios nos creó y nos hizo sus Hijas para crecer, amar y disfrutar en El.

No voy a negarles, que me costó mucho poder empezar y terminar con el curso, pero valió la pena, buscar mi libertad y obtenerla, ahora soy una mujer con sueños, con anhelos, con la seguridad que Dios me protege, me ama y en El puedo confiar, que hay personas que quieren lo mejor para mi vida y también puedo entender a otras mujeres que pasan por lo mismo y cuando hablan sale de su corazón todo su enojo, su ansiedad y su tristeza.

Amigas, el perdón trae liberación, el hablar trae liberación, el contar nuestras experiencias a otras personas que estén preparadas para escucharnos trae liberación, el contar nuestros problemas trae liberación, no somos súper mujeres y solas no podemos salir de esto, ni de nada. Anhelen su libertad, búsquenla, disfrútenla, busquen ayuda, hablen, rían, sean ríos de agua viva, canales de bendición, sean libres de todo temor,  sigan el diseño de Dios para sus vidas, no dejen que el pasado les quite bendiciones en este día ni en el que está por venir. Dios es fiel, maravilloso, soberano, nos ama incondicionalmente y nos quiere regalar una nueva vida, seamos valientes para ir, tomarla, vivirla y compartirla.

.

Mi vida está cambiando mucho y es maravilloso, ya compré todo lo necesario para pintar mi casa, estoy pensando en Septiembre abrir mi inmobiliaria, ya que el Señor me está enviando propiedades y los dueños quieren que yo se las venda, esto es súper, Dios me ha hablado que una a una las propiedades van a llegar.

Tuve un sueño la semana pasada en que el Señor me ponía una esmeralda engarzada en oro en la uña de mi dedo mayor de la mano derecha, aún hoy la siento y la veo, también me colocaba aros colgantes con tres esmeraldas y una cadena muy finita en mi cuello, yo llegaba a una fiesta para arreglarme y El me hacía entrar en un lugar lleno de vestidos, de maquillajes, como un camarín, y me tenía que poner un pañuelo naranja en la cabeza, como si fuera una chalina. Sentí su Presencia, el lugar estaba lleno de luz, de alegría y los invitados esperaban. Fue maravilloso, aún hoy recuerdo cada detalle de ese sueño. Se lo conté a mi pastor Pablo Garay y oró por mí.

 

Elba le doy gracias a Dios, por tu vida, por Mabel y por Olga, tremendas siervas de Dios, por cada domingo que nos esperaron, que nos escucharon, que oraron por nosotras, que  nos exhortaron en amor, que nos daban el impulso necesario para seguir, para tomar nuestra libertad, las amo en el amor del Señor, las bendigo y que el Señor las llené cada día más de su amor, que se cumplan todos los anhelos de su corazón y que el Señor las usé como instrumento de bendición para la Gloria de Dios, para que millones de mujeres puedan ser libres y comiencen a vivir en la plenitud de Dios.

Un super beso para todas.

Dejar un comentario

Current month ye@r day *

ARCHIVO

mayo 2019
L M X J V S D
« Abr    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031